ALTERNATIVAS DE MOVILIDAD EN TIEMPOS DE NUEVA NORMALIDAD

RESUMEN

La aparición del nuevo virus SARS-CoV-2, y la expansión de su enfermedad Covid-19, como pan- demia global, ha tenido impacto directo no sólo en términos de salubridad, sino además en as- pectos geopolíticos, económicos y sociales.

Las estadísticas   construidas a lo largo de 2020, en torno a la pandemia, han revelado, por un lado, el precario sistema de sa- lud de las naciones emergentes; pero, por otra parte, también las distorsiones del inequitativo sis- tema de salud prepagada y segu- ridad social, y la falta de políticas públicas adecuadas y oportunas para la contención de la propa- gación del virus, en los países del primer mundo.

Los conflictos entre varios paí- ses y sus líderes políticos no han pasado desapercibidos. La dispu- ta natural que existe entre Esta- dos Unidos y China también se ha expresado en varios aspectos relacionados con el SARS-CoV-2.

¿Cómo y cuando surgió el virus? ¿ha sido o no oportuna la adver- tencia de su presencia y efectos hacia la comunidad internacio- nal? Las incertidumbres alrede- dor de estas interrogantes, incluso provocaron la separación de la primera superpotencia mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los países de la Unión Europea y Rusia también se suman a las dos naciones ya citadas, en la competencia por la producción de la vacuna contra el nuevo coronavirus, creando cola- teralmente incertidumbre políti- ca sobre eficacia de los productos elaborados por los países cuya participación totalitaria del Esta- do en la planificación nacional es evidente.

Mientras ese mapa geopolíti- co se encuentra convulsionado, y las economías del primer mundo compiten por apropiarse de los réditos económicos inherentes a la producción de una vacuna que prevenga la enfermedad, Améri- ca Latina se prepara para sufrir la mayor recesión económica de su historia a causa del Covid-19. Hasta julio de 2020, el Banco Mundial ha estimado una con- tracción en la economía regional de un 7.2%, es decir, superior a la crisis financiera mundial de 2008-2009, o la crisis de la deuda latinoamericana de la década del 801. En términos sociales, los in- dividuos, las familias, las comu- nidades y la sociedad en su con- junto, en cada país, también han expresado cambios en torno al impacto que ha generado la pan- demia. Los largos períodos de confinamiento, las restricciones en las libertades individuales y en el desarrollo de las relaciones interpersonales y familiares han generado sentimientos de frus

tración, ansiedad, y estrés en per- sonas de toda edad. Cada grupo etario tiene un impacto, aunque diferente, muy representativo. Los niños por la falta de interac- ción con sus compañeros de cla- ses y amigos; los adolescentes y jóvenes por la nula actividad so- cial, y las restricciones de sus li- bertades; los trabajadores, por las extenuantes jornadas laborales expresadas a través del teletra- bajo; y, los adultos mayores, por el abandono y segregación social que, aunque ya ha estado presen- te en la sociedad, se ha agravado a causa del Covid-19. En general, en la población infantil y adulta mayor, también se evidencia un temor paranoico por el enemigo invisible y por sus consecuencias, que en una alta proporción son fatales.

No obstante, todas las implica- ciones de este panorama global, que pueden resumirse en una palabra: CAMBIO, obligan al ser humano, como individuo absolu- tamente social, a adaptarse a la nueva realidad; la cual no implica regresar al mismo estilo de vida que llevábamos antes de la pan- demia, sino a considerar ajustes al estilo de vida laboral y social, y a las dinámicas interpersonales.

En este contexto, el presente artículo busca poner de manifies- to la necesidad de contar con al- ternativas de movilidad sosteni- bles y adecuadas que brinden las condiciones necesarias de seguri- dad y eficiencia para el desplaza- miento humano, y de bienes ma- teriales, ajustadas a la realidad ecuatoriana.

Julio Jaramillo Pareja

Julio Jaramillo Pareja

Economista en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Guayaquil. Docente en la carrera de Planificación y Gestión del Tránsito en el Instituto Superior Técnico Rey David

Autor