LA BICICLETA: MEDIO ALTERNATIVO DE TRANSPORTE EN EL ECUADOR

RESUMEN

A través del tiempo la bicicleta ha formado parte de la vida del ser humano, en la actualidad, la bicicleta ya no es solo un deporte o un pasatiempo, ya que nos ofrece una libertad de movilización de un lugar a otro, de un modo que no pueden los autos o buses. las ventajas de usar una bicicleta como medio de transporte es que nos mantiene saludables físicamente, no se necesita pagar pasaje alguno y en el Ecua dor cada vez aparecen más lugares para dejarlas seguras.

 

Reconociendo la singularidad, la longevidad y la versatilidad de la bicicleta, que lleva en uso dos siglos, y que constituye un me- dio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud, la Asamblea General de la ONU decidió declarar el 3 de junio como Día Mundial de la bicicleta.

 

Alienta a los interesados a poner de relieve y promover el uso de la bicicleta como me- dio para fomentar el desarrollo sostenible, reforzar la educación de los niños y los jóvenes, incluida la educación física, promover la salud, prevenir las enfermedades, fomentar la tolerancia, el entendimiento y el respeto y facilitar la inclusión social y la cultura de paz;

 

La Asamblea General de la ONU valora positivamente la organización de marchas de bicicletas para fortalecer la salud física y mental y el bienestar, y desarrollar, así, una cultura de la bicicleta en la sociedad.

 

Las necesidades de movilidad de las personas que se desplazan caminando o en bicicleta, a menudo la mayoría de los habitantes en una ciudad, siguen sin tenerse en cuenta, advierte el Informe Anual del Programa de Carreteras 2018. Esto ocurre a pesar, incluso, de los beneficios que supone invertir en peatones y ciclistas ya que pueden salvar vidas, ayudan a proteger el medio ambiente y a reducir la pobreza.

 

Satisfacer las necesidades de estos ciclistas y peatones sigue siendo, por tanto, crucial para solucionar los problemas de movilidad de las ciudades, para mitigar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero debido al crecimiento de la población y para mejorar la calidad del aire y la seguridad vial.

 

Según la OMS, infraestructuras más seguras para caminar y montar en bicicleta garantizarían, entre otras cosas, la equidad en la salud. De he- cho, para las comunidades urbanas más pobres, caminar y andar en bicicleta son medios de transporte más económicos para desplazarse. Asimismo, fomentar este tipo de trans- porte, puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, ciertos tipos de cáncer, diabetes e incluso la muerte. Así que mejo- rar las condiciones de este tipo de transporte supone beneficios para la salud, para la equidad y para la economía.

 

Varias ciudades del mundo como Bogotá, Milán, Nueva York y Berlín, han puesto en marcha planes de adaptación de sus vías, para dar más espacio a peatones, bicicletas y otros medios de transporte similares como scooters y patines.

 

En Ecuador, Quito e Ibarra ya han comenzado la implementación de ciclovías emergentes, modificando proyectos que ya estaban en marcha en 2020. En Cuenca y Guayaquil están en la etapa de análisis.

 

Alex Enrique Dume Alcívar

Alex Enrique Dume Alcívar

Ingeniero por la Universidad Estatal de Milagro, docente del Instituto Superior Técnico Rey David